reproduciendo audio

Las explosiones y los fogonazos despertaron a la familia Manfil. Karina, de 4 años, vio morir a su hermano de ocho, a su papá y a su mamá. Esa misma madrugada los muertos fueron enterrados como NN en una fosa común en el cementerio Municipal de Avellaneda. Quince años después el Equipo Argentino de Antropología Forense identificó a los tres desaparecidos a partir de un novedoso método: la comparación de ADN.

Episodios

Inicia sesión con tu cuenta

¿No tienes una cuenta?